Archivo de la etiqueta: Predicación expositiva

¡Predica La Palabra!

Tú anuncia el mensaje de Dios en todo momento. Anúncialo, aunque ese momento no parezca ser el mejor. Muéstrale a la gente sus errores, corrígela y anímala; instrúyela con mucha paciencia. 2 Timoteo 4:2 TLA

Cuando era muy joven llegué a poner en duda la confiabilidad de Las Escrituras. He mencionado antes un poco acerca de esa actitud, cuando daba testimonio de mi conversión al cristianismo (lo digo así porque aunque fui criado y educado en contextos tanto católicos como evangélicos, era practicante de la New Age y particularmente seguidor de las filosofías orientales). Por supuesto mi historia ahora es diferente. Después de haber sido persuadido que La Biblia es la Palabra de Dios, los textos que me fueron mostrados me hicieron entender que la salvación es por gracia de Dios y entonces acepté con fe en Jesucristo el regalo de la salvación. Desde aquel entonces fui muy determinado a indagar acerca de lo que hoy conocemos como los hechos esenciales que trata la Bibliología. Desde muy temprano en mi vida cristiana he tenido por pasión el estudio y la enseñanza de Las Sagradas Escrituras. Aun cuanto me hace falta muchísimo por aprender, he experimentado que el Espíritu Santo y las Sagradas Escrituras son el binomio perfecto para respaldar nuestro crecimiento en ciencia, madurez y poder… crecimiento que a la vez por pura gracia y misericordia nos conduce a predicar La Palabra, en mi caso particular no solo desde las oportunidades para servir en la iglesia, sino también desde nuestro trabajo en la Sociedad Bíblica de Honduras y en la Universidad Cristiana de Honduras.

Puesto que La Palabra trae influencia a tu vida, te animo a que des testimonio de ello, contándole a otros lo que aprendes, para gloria de Dios.

Predicando con convicción

Fue grato conocer al Dr. Kenton C. Anderson. Fue altamente beneficioso recibir sus enseñanzas. A quienes están interesados en conocer su propuesta de cómo comunicarse con los oyentes posmodernos, les recomendamos sus libros: Predicando con convicción, Predicando con integridad, Choosing to Preach (pronto traducido al Español).

Igualmente grato fue conversar con Kent acerca de la “Sociedad Evangélica de Homilética” de la cual ha sido su presidente. Escuchar del diálogo permanente que mantiene con prominentes maestros y predicadores de La Palabra fue muy edificante y alentador. En ese contexto, al hablar de su amigo el también experto Dr. Haddon Robinson, de quien usamos su texto para impartir la clase de Homilética I, surgió el interés de adoptar el material de Kent para la clase de Homilética II.

En el último día de las capacitaciones, Kent tuvo la gracia de incluir en sus oraciones a los estudiantes de Homilética en el Instituto de Liderazgo y Teología de GCLA, como a mis alumnos en la Universidad Cristiana de Honduras (UCRISH).

“Predicación integrativa”: Dr. Kenton C. Anderson estará en Honduras

El Dr. Kenton C. Anderson es un pastor, teólogo y predicador canadiense, autor destacado de tres libros de homilética contemporánea, dos de ellos publicados en español por Editorial Portavoz. Actualmente es profesor de Homilética en el Seminario Bautista del Noroeste y en la Asociación Canadiense de Facultades Teológicas asociadas a la Trinity Western University en Canadá.

Kent obtuvo su Ph.D con especialidad en Predicación en el Soutwestern Baptist Theological Seminary en Fort Worth, Texas. Su tesis doctoral versó sobre “Predicación ‘global’: Un paradigma para predicar a través del cambio cultural”. En sus propias palabras, “discutí sobre una manera o forma integrada de predicar (Predicación Integrante) que analiza la polaridad entre la exposición y el encuentro para ayudar a la gente a escuchar a Dios a través tanto de la cognición como de la intuición. Quiero mostrar que esta forma de predicación se necesita desesperadamente en estas épocas posmodernistas en las cuales ya vivimos.”

Visita el wesite y el blog del Dr. Anderson en Preaching.org

GCLA ha invitado al Dr. Anderson a su confererencia regional de liderazgo, a realizarse en La Ceiba… Esta misma tarde, saldremos, Dios mediante, gozosos por la oportunidad y expectantes de aprender, a participar de este destacado evento que ocupará tres días de intensa capacitación.

El mensaje, inmutable; el mensajero, adaptable

Nuestro mundo es cambiante. La postmodernidad ha estimulado cambios en la manera como se asimilan las ideas y los conceptos. Hoy vivimos en un mundo que no reconoce la condición absoluta de la verdad divina. No entiende por qué a alguien se lo puede llamar pecador. No ve la necesidad de “un mundo imposible”, de un Cielo perfecto. Ante un mundo que se comunica mejor mediante imágenes, nos corresponde aprender su lenguaje de comunicación. ¿Hay un criterio con el cual empezar? ¡Por supuesto!

La filosofía ministerial identificada con el eslogan “contemporáneos en el estilo, conservadores en la doctrina” se atreve a hacer lo que es eficiente, lo que es eficaz, pero ante todo, lo que es bíblico. Otros fieles que también proclaman la verdad de Dios tienen por dicho que el mensaje no se cambia, sino es el mensajero el que se adapta. Aprovechar este espacio para la innovación es una manera de hacerse “siervo de todos para ganar mayor número”. Dios es un Dios creativo. Cuando la tierra estuvo desordenada y vacía, el Creador la ordenó y la llenó con Su creatividad. Así como en la naturaleza, en la revelación escrita también notamos la creatividad de Dios al comunicarse con el hombre por medio de una diversidad de autores y con una diversidad de estilos literarios. Toda esta creatividad divina da lugar a nuestro propio espacio para promover cambio y novedad. Atrevámonos a introducir cosas nuevas, pero sin violentar la verdad de la Palabra de Dios.

“Adaptemos nuestro método al objetivo de Su Contenido.”

Los maestros y predicadores debemos dar paso a la creatividad en nuestra comunicación. Pero hemos de hacerlo considerando la seria advertencia divina: ¡No alteres la Palabra! La creatividad no debe entrar en el contenido de la enseñanza, sino en la comunicación de ella. Recordemos, el mensaje no se cambia, es el mensajero el que se adapta. Si no hacemos así, terminaremos avergonzados en el día del Señor.

Pertinencia de la Predicación Expositiva

Predica La Palabra
2 Timoteo

Las doctrinas que aparecen en las Escrituras son la mente de Dios revelada a nosotros a través de principios, mandamientos, promesas, cartas, narrativas, cantos, profecías. Son los principios que hemos creído y aceptado para vivir nuestras vidas conforme a ellos.

A los cristianos nos corresponde la responsabilidad de elevar la Palabra de nuestro Dios al lugar que debe ocupar siempre. Ella es nuestra autoridad final en todo asunto de doctrina, de conducta y de ministerio. Reconocemos, por lo tanto, que la supremacía de la Palabra de Dios es nuestro respaldo para que, en estos tiempos difíciles, a veces duros y muy dolorosos de entender, tengamos por privilegio el vivir en esta necesitada generación. De una manera un otra, Dios siempre nos ha estado recordando nuestro deber de ser bíblicos en la predicación y la enseñanza. Y no nos retractaremos.

Vivimos entre una generación muy compleja, en plena era de un engaño creciente. Muchas congregaciones latinoamericanas carecen de identidad bíblica, y quizás por eso están cediendo a influencias extrañas que las tornan en meras organizaciones humanas. Esto es el resultado de haber dejado los fundamentos sobre los cuales nuestro Señor estableció la iglesia. Esta generación está muriendo de hambre… de hambre de La Palabra. ¡Prediquemos expositivamente La Biblai! Los líderes tenemos la oportunidad de ser el instrumento de Dios para enderezar el error. Lo seremos cada vez mejor si nos comprometemos a exponer, de una manera fresca y pertinente, la inalterable verdad bíblica.