Archivo de la categoría: Aventuras

Los Juicios Apocalípticos: Mirad, Velad y Orad

“Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo.” Marcos 13:33

Jerusalem desde lo alto
JERUSALÉN VISTA DESDE LO ALTO

Esto es una lectura simple, pero no simplista, de los juicios enumerados en tres listas en los Capítulos VI (los siete sellos), VIII – IX (las siete trompetas) y XVI (las siete copas) del Apocalipsis. Básicamente estoy bosquejando estos capítulos del Nuevo Testamento apuntando algunas “miradas” en el contexto bíblico mediato e inmediato.  Nos corresponde velar ante los acontecimientos de nuestra época con el cuidado de “no interpretar la Biblia a la luz de la historia sino la historia a la luz de la Biblia”.  No vivo esperando que sucedan cataclismos sino que lo que espero es que se cumpla Su promesa:  Es mi oración que el Mesías venga ya en Su manifestación gloriosa.

Seguir leyendo Los Juicios Apocalípticos: Mirad, Velad y Orad

Podemos Hacerlo Mejor

La pandemia sacudió a algunos, a otros los revolcó, a otros los tumbó. Hoy vemos a muchos estar buscando ponerse de pie. Se motivan a sí mismos diciendo: “de esta saldremos mejores”. ¿Será suficiente esa motivación para ser mejores personas? Aún estamos a tiempo de aprender de lo que está pasando para buscar restablecer nuestras vidas en medio de la pandemia, de la crisis económica, de la efervescencia socio-política, e inclusive en medio de las catástrofes naturales. Te invito a escuchar mi aventura que responde a esa pregunta en el episodio Podemos Hacerlo Mejor:

¡Súscríbete! Te invito a suscribirete a mi podcast Aventurero Proverbial en la plataforma de tu preferencia para recibir notificaciones de otros episodios de mis aventuras en la vida:

¿Felices fiestas? ¡Feliz Navidad!

“Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor.” Lucas 2:11

De alguna manera comprendo el por qué, de quienes no han reconocido en el Señor Jesucristo al Único Dios Salvador, se preparan para pasar unas “felices fiestas” en las cuales el Redentor de nuestros pecados no es el centro de la celebración.  El otro extremo, el que me resulta incomprensible, es el de aquellos que parecen empecinados en prohibirnos celebrar el amor de Dios en Cristo durante la Navidad.

Seguir leyendo ¿Felices fiestas? ¡Feliz Navidad!