Archivo de la categoría: Liderazgo

Lo más importante en la vida: ¡Vivir plenamente!

Hay tantos que proclaman su propia verdad en cuanto a lo que vale la pena…

  • La importancia de la filosofía…
  • La importancia de la ciencia…
  • La importancia de la tecnología…
  • La importancia del arte…
  • La importancia de la historia…
  • La importancia de la religión…
  • ¡La importancia de tantas cosas!

¿Qué es lo más importante en tu propia vida? ¡Sé sincero contigo mismo!  Y NO TE DETENGAS AHORA EN LA LECTURA.  Tal vez reconozcas que vale la pena continuarla después de contestarte a ti mismo la siguiente pregunta.

¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?

Hay un vacío inmenso que el ser humano está constantemente tratando de llenar.  Es tan inmenso que requiere de una abundancia insuperable para que se satisfaga.  

«Yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que vinieron antes que yo, eran bandidos y ladrones; por eso las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta del reino de Dios: cualquiera que entre por esta puerta, se salvará; podrá salir y entrar, y siempre encontrará alimento. Cuando el ladrón llega, se dedica a robar, matar y destruir. Yo he venido para que todos ustedes tengan vida, y para que la vivan plenamente.» #Jesucristo

Ser… y actuar!

Una colección de pensamientos…

Al iniciar este blog, pretendo aquí una oportunidad para expresar ideas y conceptos, en diálogo con mis lectores, sobre temas relacionados con mi pasión por comunicar la Verdad que hice mía…

VISION PERSONAL: Por Misericordia de Dios:

Estoy equipando líderes
con distinciones y herramientas

que les posibiliten ser de influencia en sus comunidades.


MISION PERSONAL: Por Gracia de Dios:

Soy un seguidor de Jesucristo,
comprometido con Su Palabra
y con la Gran Comisión,
para ser medio de bendición a mis semejantes:
Con mi familia, como un líder amoroso;
Con mis amigos, como un equipador diligente;
y en la comunidad, como un colaborador solidario.
Así ofreceré, en el poder del Espíritu Santo,
una vida de servicio que glorifique a mi Padre Celestial.